Clases privadas

Las clases privadas se imparten en dos formatos, presencial o online, para adaptarse a las necesidades del alumno y a su agenda. Combinan práctica física y mental, con  meditación, anatomía y filosofía del Yoga. El alumno recibe una atención totalmente personalizada.

La primera sesión incluye un tiempo para evaluar las necesidades del alumno y para definir juntos el objetivo de las sesiones. En caso de lesión fisica, se pide al alumno traer informes médicos si dispone de ellos.
 Al final de cada sesión se recomienda una práctica especifica a realizar en casa para seguir con el trabajo iniciado en clase.

Las clases privadas se imparten en español, francés o inglés, en Madrid y en Majadahonda.

Las clases particulares estan enfocadas especialmente a :

  • principiantes que desean iniciarse en la práctica del Yoga y entender los fundamentos del Yoga antes de unirse a una clase colectiva
  • personas con problemas de espalda, tensión en el cuello y hombros, estrés y ansiedad, insomnia, fatiga
  • personas en proceso de recuperación de una lesión o enfermedad
  • re-educación postural
  • mujeres embarazadas: yoga prenatal y postnatal
  • practicantes de yoga que necesitan un apoyo extra para desarollar su propio práctica en casa o cuando estan de viaje
  • instructores/profesores de yoga para inspirarse, compartir sus dudas y preocupaciones a la hora de practicar y enseñar

Precio clase privada presencial: 75 € (21% IVA incluido)

Precio clase privada online: 30€ una clase a la semana o 50€ dos clases a la semana (21% IVA incluido)

Duración : la primera sesión dura 90 minutos; las sesiones siguientes duran 75 minutos

“Tengo una hernia discal que me impedia practicar deporte, pero desde que he empezado el yoga con Bénédicte, me siento más comoda en mis movimientos y mis dolores no me incapacitan más. Bénédicte es atenta, se adapta a la morfología y capacidad de cada uno; sus clases son variadas. Salgo de clase liberada y revitalizada a la vez.”  Anne D.

“He descubierto el Yoga con Bénédicte; me gusta mucho sus clases que permiten un aprendisaje progresivo y muy estructurado. Sus clases combinan perfectamente la rigor que implica la práctica del Yoga así como como el respeto de la capacidad de cada uno. Los beneficios a nivel fisico y mental son para mi evidentes.” Jorge L.